Las lagartijas no se hacen preguntas


Así se titula el más reciente libro del físico Leonard Mlodinow y en esencia el autor explica lo que hace al ser humano diferente al resto de los seres vivos, en especial con los demás animales.

portada_las-lagartijas-no-se-hacen-preguntas_leonard-mlodinow_201512250339

Hace millones de años, nuestros antepasados descendieron de los árboles y se pusieron de pie, liberaron sus manos para crear herramientas y sus mentes para sobrevivir . Todo ello fue posible gracias a la capacidad y el deseo de entenderse a sí mismos y al mundo en el que vivían. Los humanos somos la única especie que complementa el instinto con la razón, y lo que es más importante, nos hacemos preguntas sobre nuestro entorno.

El hecho está en que si las lagartijas (o cualquier otro animal no humano) hubiera tenido esa misma oportunidad, de hacerse preguntas en lugar de actuar meramente por instinto, viviriamos seguramente en un mundo completamente diferente.

 

Anuncios

Los Motivos del Lobo


 Feliz Día de los Animales

Cuando un hombre se apiade de todas las criaturas vivientes, sólo entonces será noble. Buda

sanfranciscodeasis

Comparto este poema Los Motivos del Lobo  de Rubén Darío en voz de Manuel Bernal, esperando que cada día haya más humanos que vean que nuestra responsabilidad como especie pensante es la de proveer bienestar a nuestro compañeros de viaje, los otros animales.

Justos por pecadores


Así reza una frase muy coloquial aunque nada justa, no me convence la idea de que quienes no han participado en la comisión de una mala acción paguen las consecuencias de quienes no se han portado a la altura de los valores.

Y esto esta relacionado con una foto que anda circulando en la red, una imagen nada agradable y si muy lamentable, se trata de una osa polar desnutrida a causa del calentamiento global:

OsaDesnutrida

Y es que más allá de que muchos aún nieguen la existencia de este fenómeno climático, es una señal de alarma respecto a lo que está sucediendo a las otras especies de nuestro planeta, estamos, por nuestra comodidad, destruyendo muchos hábitat y llevando a la extinción una gran variedad de especies.

Habrá quienes pongan en duda esta imagen argumentando que se trata de una imagen alterada con la finalidad de conmover, y mucho me gustaría que así fuese, de así ser, lo considero un recurso válido con la finalidad de hacer más conciencia respecto a nuestra responsabilidad, y es que si aceptamos como válidas muchas imágenes inmaculadas a través de software sin musitar nada por tratarse de personas de la farándula, ¿por qué cuestionar ahora?

De ser verdadera, nos muestra un ejemplo de una (de tantas) especie justa que paga (y con creces) los pecados de una especie que se ha creído la dueña de éste planeta.

 

Los Números Perfectos


El seis es un número perfecto en sí mismo, y no porque Dios haya creado todas las cosas en seis días, sino por todo lo contrario. Dios creó todas las cosas en seis días porque el seis es perfecto.

En repetidas ocasiones he comentado a mis alumnos, en tono de broma, que deben aspirar en sus exámenes y calificaciones en general a un número perfecto, ellos consideran y responden que es el 10.0, sus expresiones cambian drásticamente cuando escuchan que el número perfecto para los pitagóricos es el 6.0. Y aquí explico el por qué.

Los números perfectos son aquellas cantidades (o guarismo) que son el producto de la sumatoria de todos sus divisores (enteros).

El primer ejemplo es el 6.0.

  • El 6.0 es divisible entre 1, 2 y 3
    • Realizando la suma: 1 + 2 + 3 = 6

Los otros ejemplos son:

  • 28 = 1 + 2 + 4 + 7 + 14
  • 496 = 1 + 2 + 4 + 8 + 16 + 31 + 62 + 124 + 248
  • 8128 = 1 + 2 + 4 + 8 + 16 + 32 + 64 + 127 + 254 + 508 + 1016 + 2032 + 4064

El vigésimo número perfecto es tan grande que se requieren 5834 dígitos.

¿Conoces algún otro número perfecto?

Definición: Matadores (de Toros)


Mugía el toro de dolor, bramaba de dolor, llenaba el aire, clamaba al cielo en vano. Los peones lo mareaban con los capotes. Y de repente miró hacia mí, con la inocencia de todos los animales reflejada en su rostro, pero también con una imploración. Era la querella contra la injusticia inexplicable, la súplica frente a la innecesaria crueldad. [Álvaro Múnera]

En la idiotez de las corridas de toros, encargado de burlarse hasta el final del toro, haciéndole creer al culto publico que el animal esta gozando de la vida [ajeno a cualquier sufrimiento]

Tomado de…

  • Rius, Diccionario de la Estupidez Humana, Grijalbo 2000