La mentira


¿Por qué los hombres, en su mayoría dicen la verdad la mayor parte del tiempo? No es porque Dios haya prohibido la mentira. Es, primero, porque la verdad les es más fácil; la mentira exige invención, disimulo y memoria.

El que lanza una mentira, rara vez se da cuenta del pesado fardo que hecha sobre sí; que para sostenerla necesita soltar otras veinte.

Swift

Es, en segundo lugar, porque en circunstancias normales ofrece más ventajas hablar con franqueza.

Y es, en tercer lugar, porque el camino del restringimiento y de la autoridad es más seguro que el de la astucia.

Nietzsche

Anuncios